Os voy a explicar cómo surgió la historia de esta softail chopper; bueno la verdad es que todo se debió a la insistencia de un amiguete que llevaba tiempo pidiéndome que le hiciese una chopper, una moto de esas que son cabreras de delante y están hechas polvo, aunque no acababa de convencerle nada de lo que veía, revisando fotos de viejas choppers con bases rígidas y motores Panhead o Shovel.

Cuando nos empezamos a tomar la idea del proyecto en serio, nos vinimos un poco abajo porque partir de una Softail Evolution, una semi-moderna diría yo, con más de 20 años, era complicado. Para ser más preciso, me parecía que era ir en contra de la moto misma. Pensaba que si tomábamos como modelo base una Evo las posibilidades de conseguir una chopper real y funcional estaban garantizadas. Por supuesto llevándomela a mi terreno, haciendo una moto clásica perfecta en la queden patentes los estragos de la edad pero sin necesidad de oxidarla, porque de eso ya se encargará el propio paso del tiempo.

El modelo base de nuestra moto sería definitivamente una Heritage 1340 del 96 con bastante cromados, que hemos saneado e incluso añadido algunos más, porque pretendíamos hacer una chopper de líneas sencillas pero muy chopper. Estaba claro que el depósito tendría que ser un Wassell, por cierto mi favorito, pero en este caso lo colocamos lo más arriba posible para seguir la línea de la horquilla (de más de seis pulgadas y con unos fuelles de 41mm), que es lo que se hacía en los 60 con las Hydra Glide alargadas a tope con rueda 21. Exactamente la que le hemos puesto, con un neumático clásico Speedmaster.

Como manillar usamos un viejo cuelgamonos pero muy hacia atrás, casi como un rabbit, convirtiéndolo en un dos piezas para poder poner unas torretas de Shovel bien pulidas y cromadas. Con la línea básica que llevaba, teníamos que poner sin dudarlo un conjunto de manetas y puño de gas de Kustom Tech Classic, que le queda a la perfección y un foco de 4,5 pulgadas tipo Pioneer, consiguiendo así concluir la parte delantera como queríamos, totalmente minimalista.

Para la parte trasera usamos un guardabarros de Gasbox y lo adaptamos al softail, con un sissy bar fabricado por nosotros, con un piloto Biltwell insertado en el propio sissy.

Respecto al asiento bajo lo teníamos claro, tenía que ser un Bates y nos fuimos a America, a River Sear Company, con nuestro amigo Adam, que hace unas réplicas del original de los 60 ,y que son los que usan la mayoría de los preparadores a nivel internacional.

“CON LA LÍNEA BÁSICA QUE LLEVABA, TENÍAMOS QUE PONER SIN DUDARLO UN CONJUNTO DE MANETAS Y PUÑO DE GAS DE KUSTOM TECH CLASSIC, QUE LE QUEDA A LA PERFECCIÓN Y UN FOCO DE 4,5 PULGADAS TIPO PIONEER”

Remplazamos las plataformas de la Heritage por unos mandos adelantados, y el chasis lo pintamos de negro para sanearlo y darle un aspecto de una chopper de los 60 recién salida del algún viejo taller en Denver, ¡jajaja!

Seguimos…el tema de la instalación eléctrica es simple; la hicimos entera de nuevo y simplificada al máximo. Para el filtro de aire queríamos algo tradicional y, cómo no, un Teardrop de S&S le quedaba de lujo, acompañado con un starter artesanal y tapas de carburador y encendido en cromo.

“EL CHASIS LO PINTAMOS DE NEGRO PARA SANEARLO Y DARLE UN ASPECTO DE UNA CHOPPER DE LOS 60 RECIÉN SALIDA DEL ALGÚN VIEJO TALLER EN DENVER”

Respecto a la pintura como queríamos una clásica, era obligado un flaming de líneas gruesas y en los colores tradicionales; así que fuimos a ver a nuestro amigo Kilian de Pic-Studio (nuestro pintor favorito), que después de explicarle la idea, sabíamos que era una elección segura. Fue algo impresionante ver el depósito, algo tan simple pero con un aspecto y un acabado impresionante.

“RESPECTO A LA PINTURA COMO QUERÍAMOS UNA CLÁSICA, ERA OBLIGADO UN FLAMING DE LÍNEAS GRUESAS Y EN LOS COLORES TRADICIONALES”

Se me olvidaba. Su nombre es “Sixty Nine” como homenaje a una época… Aunque la numeración de la matrícula lo dice todo. Eso sí, by “Good Motorcycles”.

Please follow and like us:
error