Uno de los momentos más emotivos del memorial en honor a Lemmy Kilmister que tuvo lugar en Los Ángeles el pasado 9 de enero tuvo como protagonista a Dave Grohl, fan y amigo del desaparecido líder de Motörhead en sus últimos años de vida. Lejos de dar una visión idílica y mentirosa del día en que se conocieron, Grohl, visiblemente emocionado, compartía con los ahí presentes –y con medio mundo, pues la ceremonia fue transmitida en streaming– la historia del día en que conoció a su héroe musical, o en palabras del líder de Foo Fighters, “el único rockero que conjugaba mi amor por AC/DC, Sabbath y Zeppelin con mi amor por GBH, The Ramones y Black Flag”. El encuentro tuvo lugar en el legendario strip club Crazy Girls mientras el líder de Motörhead, antiguo bajista de Hawkwind y pipa de Jimi Hendrix –así de impresionante era el curriculum del señor Kilmister– jugaba a un videojuego y pasaba de las strippers. Aquel día, el líder de Foo Fighters le profesó su amor incondicional. El de Motörhead le dio el pésame por su amigo fallecido (Kurt Cobain).apert_lemmy

Please follow and like us: